lunes, 17 de agosto de 2009

chiflete

Cuando ella dice me estás descuidando, lo que en verdad hace es advertir vas a perderme, te pone al tanto de que hay otro muchacho que la puede atender mejor, y si te lo dice no es porque amenaza, sino porque todavía tiene la ilusión de que recapacites y te rescates, dejes un poquito la compu y los papeles de la oficina y le lleves una buena película y una lemon pie para bajonear durante la noche, porque de verdad, ella te quiere, pero capaz la estás limando y eso a ella la tiene un poco podrida, y vos lo sabés, porque estás laburando demasiado y te dejaste estar, te dejaste estar te dice ella y mueve la cabeza en un claro gesto de reprobación, y vos no contestás porque si abrís la boca es para darle la razón, entonces para qué, y ya no podés hacerte el sota porque ella te tiró la bomba de humo del me estás descuidando, te marca el área chica y te anticipa que quizá, en una de esas, ya te están buscando las piernitas, pero no puede ser, ella es tan buena que seguro no se va a buscar a otro, sí, ella es buenísima, pero no es boluda, y vos la jugaste de pelandrún y ahora la pagás en cuotas, porque la descuidaste, y hay otro cajetilla que ya arrima el bochín como loco, por eso, cada vez que ella sentencie me estás descuidando, abrigate bien que el invierno es crudo y llega el chiflete: lo que viene es el portazo.-
.
.
(imagen de nnn.-)

7 comentarios:

Marina dijo...

a veces me asombra tu edad.
muhy bueno, como de costumbre, che!

Jesica dijo...

y necesitamos mas atención de la que los hombres están dispuestos a dar...

Increíble tu capacidad de interpretar las frases que las mujeres decimos entre lineas.

Saludos!

Violeta dijo...

Uuffff...

Haz lo que yo digo, no lo que yo hago¡?


Saludos.

maga dijo...

Vos sí que entendés.

El Varón de Bairesburgh dijo...

Primer comentario masculino, como para abrir debate: proactividad, saber leer los mensajes. Como la publicidad de las ranas anticipando la lluvia mientras el tipo lava el auto.
Igualmente, sepamos que la perfección no existe. Ni en hombres ni en mujeres.
Banquemos los defectos, busquemos los de otras personas o pasemos el invierno con el chiflete del que nos habla el autor.
No dejen de pasar por El Juego de Palabras (chivo remix). Si leen uno, leen 5. Y de cada 4 personas que entran, 2 son la mitad.

Anónimo dijo...

Ja me encanto!

La Paloma dijo...

muy muy acertado!!!!
totalmente realidad!!!