martes, 25 de agosto de 2009

gracias

A T.P.-
.
Siempre tuve ganas de escribirte algo que no me haga sentir pueril y corriente. Todavía me cuesta encontrar las palabras para no caer en el ridículo. Todo lo dicho -lo que se diga, lo que se piense- suena tan vacío. Igual, vas a decir que te gusta (siempre lo hacés). Esto mismo te parecerá lindo y genuino. Genuino es, aunque no exprese nada. La misma nada que se presenta cada vez que quiero decirte algo nuevo. De verdad, no sabés qué difícil es pensar en algo interesante para demostrarte, algo que no te haya dicho nadie (o al menos, ningún otro hombre). Supongo que le pasa a la gente que se interesa por otra gente. Pensar en qué te habrá mostrado el resto como una revelación magnífica, y al fin y al cabo, es otra boca con las mismas palabras. Pero lo juro, esta vez no es así. Más bien, te cuento el entretelón del (no) proceso creativo. Pero a vos te gustan los telones, y te cae bien que diga cada cosa que siento. Por favor, pensá que es bastante pavo lo que ahora mismo escribo: en realidad, no hago más que confesar que no puedo ser elocuente con vos porque no me resulta. Y mirá que busco, intento, pruebo, pero no sucede. Sí me gustaría decirte gracias. Eso es todo. Qué tonto dar tantas vueltas para decir tan sólo gracias, ¿No? Era más fácil empezar por ahí. Lo demás es parte del bloqueo literario-emocional (y no sabés lo bien que se siente).-
.
.
(imagen del flickr de nnn.-)

3 comentarios:

Marina dijo...

¿Papá?
Cuando las palabras no son suficientes, es magnífico!

Andra Sitt dijo...

Gracias. Sí mejor hubieras empezado por ahí, ¿por qué cuesta tanto esto? Deberiamos decir gracias más seguido, aunque lo que importa es que este gracias suena más agradecido entre tanto conflicto emocional.

Haiku dijo...

NNN, es imposible que usted "suene" corriente.