martes, 11 de agosto de 2009

estilo

Siempre creí que cuando una mujer me decía necesito tiempo para mí, lo que en verdad hacía era patearme con diplomacia y estilo. Perdón, vos sos un divino, de verdad, pero necesito tiempo para mí, y entonces yo aceptaba, ¡cómo no acceder a un pedido tan honesto! Es más, casi que me sentía culpable: yo era un divino, claro, un divino hijo de puta que le quitaba tiempo a ella para pensar, tan importante como respirar y comer y ser feliz. Pensar...Ahora sé qué decían cuando decían que necesitaban tiempo para pensar, porque ahora sí que tengo tiempo para estar solo, mirar por la ventana, comentar cualquier cosa sin novias que se ofendan porque hoy escribo sobre una rubia o una morocha o dos pelirrojas hermanas gemelas o estudiantes de intercambio conocidas en una fiesta jamás blanqueada y a la que nunca fui. Tengo tanto tiempo que hasta puedo ir al cine y no criticar con alguien las pésimas actuaciones de la película, y también puedo escuchar música -la que a mí me gusta- al volumen que se me dé la gana. Esto de pensar le viene bien a todo el mundo. No sé cómo no me di cuenta antes. Gracias por darte -darnos- un tiempo para pensar. En su momento vos, o ustedes -¿Cuántas?-, me dijeron gracias por todo y yo no contesté nada. Fui un maleducado, un -divino- hijo de puta. Perdón por eso. Ah, y de nada.-
.
.
(imagen extraída de aquí)

4 comentarios:

Violeta dijo...

Un tiempo para pensar...
no es un tiempo real, es un tiempo y no me volvés a ver la cara.
Para pensar en una, para pensar en otroo!

Lo del tiempo es una cruel mentira, igualita a su "No sos vos, soy yo... no es mi momento"


Vamoooosss... somos grandes.

Marina dijo...

Ja!, Estoy con Violeta. Todas esas frases del estilo te amo pero no, son mentiras. si querés estar con otro estás y punto. ma´qué tanta vuelta. y sí, hay que disfrutar la miradita por la ventana, hasta que pase por la calle, justo justo que mirabas, la nueva mujer que tu vida.

Mil Silencios dijo...

Genial! Genial esta nota! Acabas de poner en palabras mis pensamientos de los ultimos 6 meses de una manera que yo jamás hubiese podido. Te felicito, y gracias por sobre todo!

Marco D´ Santis dijo...

es mentira. el tiempo es una mentira y forma parte de una venganza. es como decia la cancion... ahora vete, olvida mi nombre, mi cara, mi casa y pega la vuelta..

a ellas deberias pegarle una patada y seguir un camino donde las mujeres llueven!

igual.. admito, amo a las mujeres!