jueves, 29 de abril de 2010

figuritas

Vengo de pérdida y de velo negro. Vengo y acompaño lo que viene: otra vez el tabaco rancio de los días, las cápsulas del Prozac genérico y el invierno con un polvillo que cada vez me da más alergia. Viene la abuela, pero se va sin saludar. Y vienen los perfumes berretas con la gente berreta, las monedas de cinco centavos y el gusto a papel film en las comidas del delivery. Viene el colectivo, pero pasa de largo. Todo pasa de largo, y pensar que todo lo malo algún día pasa es una simplificación de jardín de infantes. Entonces me privo. Viene la esencia de estas mismas chucherías, el instinto nadie nunca nada, suerte de asco a lo positivo. Pero no me complace. No lo disfruto. Porque también llega la fiebre, las palomas en la ventana y los pibes del barrio que le tiran piedras al Sarmiento. Vienen vagones que vomitan gente, los vómitos de sangre cuando ya no queda ni la bilis de la propia decencia, mis manos entrecruzadas en la nuca, los delirios a las seis y media de la mañana y una nostalgia recurrente que me torna una mejor persona, sincero pero miserable. Será el pánico. Debe ser. O el llamado de alarma, un teléfono, campanas, la pava que hierve o el grito del tren que viene de frente y que ya barre hasta las pocas figuritas repetidas que me quedan en los bolsillos.-
.
.
(imagen extraída de aquí)

4 comentarios:

Cas dijo...

Increíble pero real:

Panini is alive!


despertáte NNN que yo -si querés- posría intercambiarte algunas figus repetidas que tengo.


sabes algo de la 124?

Nadie Nunca Nada dijo...

Panini? Quién es? En qué equipo juega? A quién le ganó?
Saludos.-

Anónimo dijo...

Es lo de de menos! Y lo que se hecha de menos.
Es la diversidad vuelta recuerdo de cristal.-

Soy peregrinaperla dijo...

uy: feliz cumple!
se ve que no te llegó el mail de Perla.

palabra clave: pantedi