miércoles, 23 de diciembre de 2009

Caniggia

Cuando no funciona, no funciona. No insistas. No volvamos a probar, es igual que debutar dos veces, y eso no existe, es una falacia lingüística, y nuestro afecto terrorista, este suicidio cotidiano que es despertarse con vos los fines de semana y no ver la hora de que sea lunes para tenerte lejos, ¡Ay! Querida, qué angustia me dan tus ganas de un bonus track. Es evidente que la cosa no camina, y no trates de explicárselo a tus amigas porque le van a echar la culpa al sexo. Hasta el sexo me duele. Pero yo lo entiendo, cosa que vos no. Es probable que nuestro binomio sea un acierto a largo plazo, aunque eso no implica que resulte. Batman y Robin eran perfectos. Caniggia y Maradona llegaron a besarse. El jamón y el queso mantienen un intacto vínculo prehistórico, pero aún así, hay gente que no come cerdo, y otros tantos -los veganos- que no consumen lácteos. Entonces, ¿qué te hace pensar que la casualidad de haber encontrado al ser adecuado te acerca a una vida en pareja un tanto más amena que la de tus padres divorciados? Quién sabe, tal vez ellos todavía se quieran, aunque tu viejo se fue con una pendeja, y tu vieja se haya hecho las tetas y tenga a Esperanto por segunda casa. Pero quién te dice...Lo que tengo claro es que vos y yo vamos muy bien, pero el amor -"amor", qué cursi- poco tiene que ver con la aritmética de la estabilidad.-
.
.
(imagen extraída de aquí)

2 comentarios:

Soy peregrinaperla dijo...

no como cerdo, no me gusta el jamón.

. juana, dijo...

las compatibilidades existen porque alguien dice que es compatible.
va, como todo.