viernes, 23 de octubre de 2009

merienda

Sí, lo sé, usted tal vez considerará que este mismo texto le llegó tarde, que qué improperio presentarme ahora, después de tanto tiempo, que además de llegar tarde siempre caigo inoportuno, pero usted quizá comprenda si le digo que siempre me hace lo mismo, yo siempre le vine tan mal a usted, tan a deshora, tan fuera de programa, que ya ni problema me hago. Cuando pude, me acerqué a sus ganas de no hacer nada conmigo. Y claro, siempre tarde me decía, ya está, ya fue. Yo llegaba con la crema cuando usted ya se había comido las frutillas. Qué lo tiró. Nunca pude pegar una, ni en los bailes del Club Liniers: yo me acercaba a usted y al instante usted ya tenía otro compañero. Sus ojos me hablaban: tarde, reclamaban. Y ahora ¿Qué es de su vida? Seguro es un mal momento para que volvamos al diálogo, a las tratativas para juntarnos y tomar esa merienda que me prometió después de la cita en la que yo llegué tarde a nuestro almuerzo. Disculpe, sabe cómo soy, no me doy mucha cuenta. En fin, la dejo porque se me hace tarde. Espero que nos veamos pronto. No está casada, ¿No? ¿Tiene hijos? ¿Los tuvo? En ese caso felicitaciones. Debe ser una buena madre. Aunque preferiría que no los tuviera. De otra forma, usted pensaría que nada cambió después de tanto tiempo y que una vez más, llegué tarde.-
.
.
(imagen extraída de aquí)

3 comentarios:

karinaloca dijo...

Muy de "El amor en los tiempos del cólera" de tu parte. Siempre, pero siempre, mejor tarde que nunca (que nadie nunca nada), no?
Seguí así, por suerte se merienda todos los días!
Saluditos!

Anónimo dijo...

LA CANTIDAD DE COMENTARIOS HABLA POR SI SOLA...CUANDO TU VIDA ANDA BIEN TE REPETIS Y ABURRE.
COMO LECTOR ASIDUO, VOY A FORMAR UN GRUPO EN FACE "QUE LE VAYA MAL A NNN PARA QUE VUELVA A ENTRETENERNOS"
PIDO POR FAVOR QUE NO SE ARME DEBATE, ES MI SIMPLE OPINION...
YA SABES QUIEN SOY(TU FUTURO CUÑADO)
PD: HACE 15 DIAS PODRIA HABER ESCRITO UN BEST SELLER...!

Nadie Nunca Nada dijo...

Anónimo, parásito de la infelicidad de NNN, cuñado jamás lo serás, mi hermano siempre.
Cuando quieras nos juntamos y me contás tu best seller. Tal vez comience a repetirte a vos.
Abrazo.-