miércoles, 17 de marzo de 2010

switch

Tenés una muy peculiar forma de irritarme: modalidad entre injuriosa y ridícula, con el switch del sarcasmo en on y la soberbia con los tapones de punta. Ojo, a no malinterpretar, que yo tengo claro que ese es tu modo de conquista. Es la fórmula de la anti-dama, anti-romántica, anti-deberíasveniraconoceramamá. Sos un proyecto de víctima serial, un trencito de la alegría fuera de control. En parte, debo ser honesto y corriente: te buscás una y cada una de las cosas que te pasan, y eso incluye los aciertos. Aún así, me caés simpática, pese a que noto un febril esmero en violentarme. Por el contrario, tus palabras de lija sobre piel, de punzones en el iris y de atascos de agua en el oído, son un remedio efectivo para mi falta de ideas. Mi vida -odio hablar de mí, pero pongámosle el caso- es una vida tan regular...tan de cualquier día de cualquier hombre en cualquier país. Pero vos -que no sos cualquiera pero que de a ratos sos una cualquiera- cambiás las cosas, con tus comentarios fuera de lugar y el ímpetu arrollador. Dan ganas de cogerte, matarte y volver a cogerte. Aún así, con altibajos -haciendo énfasis en los bajos muy bajos-, tu técnica sádica intrínseca no deja de inspirarme.-
.
.
(imagen extraída de aquí)

5 comentarios:

Marina dijo...

Hasta me dieron ganas a mí con esa chica. Que las hay las hay, nunca tendrás tu calle Alsogaray! Genial, NNN!

Soy peregrinaperla dijo...

ganas de qué, maru?
explicate.

palabra clave_ shiefu

El viento a contramano dijo...

una nena de aquellas... si señor.

Camiluch dijo...

Me encanto!!!

Beso grande.

Marina dijo...

Ganas con la chica, Perlus!!!! un comentario gaaaay!