miércoles, 16 de septiembre de 2009

increíble

Cuando ella suspira y luego confiesa estuviste increíble, lo que en verdad insinúa es no estuvo nada mal, pero la abstinencia y la mala elección de los sex toys para el entretenimiento personal, potencian el efecto de tu noche con suerte. En caso de que ella me abrace y me diga te quiero, voy a mirar con cara de qué le pasa a esta piba, pero con ganas de preguntarte ¿no es muy pronto? Al fin y al cabo, responderé más por educación que por necesidad, explicaré que es muy lindo que a uno le digan que lo quieren, y entonces sabrás que intento decirte off side, querida. Si por esas cosas se te ocurre prenderte un cigarrillo, alejarte de mí y abrir la ventana, voy a quejarme para que al menos cierres la cortina, flaca, hace dos grados, no estamos en Bora Bora. Si repetís eso de estuviste increíble, desconfiaré más que antes. Si decís de verdad te lo digo, no me quedarán dudas de que tuviste mejores, de que no volveremos a vernos, de que ya estás arreglando para salir mañana con otro tipo. Ahora, no se te ocurra quedarte desnuda, quedarte callada, quedarte en mis ojos y arrimarte a mis manos en el momento exacto: en caso de que lo hagas, seguro preferiré creerte cualquier cosa que me digas.-
.
.
(imagen extraída de aquí)

4 comentarios:

Fermina dijo...

like it.
pasa y como pasa.

entre temprano y no habia nueva entrada. tardaste mas delo habitual. pero valió la pena.

Marina dijo...

mire, NNN, le voy a decir que creer cualquier cosa que nos digan también forma parte de este todo y que este todo es increíble si así lo queremos ver y una mismisima mierda, si andamos cagados. estoy tan poética hoy que podría nadar en el aire!

Liv dijo...

a veces es mejor una mentira obvia, que culaquier silencio incomodo.

El Varón de Bairesburgh dijo...

Arte en estado puro. Cada palabra en su lugar. Gran relato.