lunes, 30 de noviembre de 2009

sótano

Kissing a fool, gran canción en boca de una banda de bluseros cocainómanos: el contrabajo es un gordo que respira, se atraganta, respira y tira graves. Cuando estoy así, desarmado en el sillón, con la camisa fuera del pantalón y en plena guerra entre mis pies por sacarme las medias sin ayuda de las manos, me gusta tomar whisky, pero sólo me gusta cuando estoy triste, y si estoy triste es porque de alguna u otra forma te pierdo. Sé que vas a volver. Te olvidaste el imán del delivery de sushi, y vos sin eso no podés vivír. Te tengo donde quiero, querida, y por eso quiero reírme pero no quiero arruinar mi performance depresivo-disuasiva. Aunque estés besando a un idiota, aunque lo hiciste todo este tiempo aún estando conmigo, no tenés chance de quedarte donde estás. No estás de verdad ahí. No sin mí. Porque esta es tu casa, fue tu casa, hoy te tocaba lavar los platos a vos: ni en eso te puedo confiar. Al menos llamá y decíme dónde está el repasador, a qué hora vas a llegar, esto no es un hotel, querida. La puta madre, mañana me tengo que levantar temprano, y cuando abras la puerta me vas a despertar por el tintinear del llamador de ángeles que puse por tu capricho, y vas a despertarme porque vas a volver, ¿No que vas a volver? Al menos por el imán del delivery, porque no lo tenés, aunque si llamás a tu mamá ella seguro te da el teléfono, entonces tal vez no vuelvas, y ahí sí te quedarías con ese idiota, pero no sin antes recordarle que otro idiota duerme en algún otro departamento en el último rincón del sótano de tu interés.-
.
.
(imagen extraída de aquí)

3 comentarios:

Verònica dijo...

al principio el sòtano se me hizo poètico y despues ya la imagen del tipo asi como acelerado me consumiò.. me persiguiò... podrà ser? interesante...!

un beso,

Vero.

Ciro dijo...

Mirá, no sé si va a volver. Pero vos tenés que ir a buscarla y sacar esa guitarra del medio.
Ciro

Luli dijo...

Caí en tu blog de casualidad y lo estoy leyendo hace horas.
Seguramente te lo dicen todo el tiempo, escribis exelentemente, no dejes nunca de hacerlo.
Un beso