jueves, 27 de noviembre de 2008

renacuajos

Solange. A secas, sobre la piel del omóplato y en tinta negra. N tengo una razón para haberme tatuado, no conozco a nadie que se llame así, y a decir verdad, me parece un nombre horrible, digno de una empleada de la empresa de subte, pero me desperté una mañana y en mi cabeza rebotaba esa palabra, Solange. Fui a la galería de la vuelta de casa y me lo tatué. ¿Por qué Solange? preguntaron mis amigos. ¿Por qué no? Y la respuesta los dejaba pensativos pero conformes. Me enteré después que Solange viene del francés, significa algo así como "solemne". Solange figura unas 28 millones de veces en el Google (Google da la pauta exacta de cuán famoso es alguien o algo). Así que ahora, de forma misteriosa, cargo con algo solemne a mis espaldas, otra cosa solemne en mi vida. Mamá se puso contenta cuando me vio tatuado: cree que al fin tendrá una nuera a la cual contarle de mis excelentes calificaciones en primaria y mostrarle mis fotos de bebé y las del viaje de egresados de séptimo grado, esas en las que estoy todo mojado porque me había caído dentro de un inmundo estanque lleno renacuajos. Papá está más preocupado: entiende que Solange es la nieta no querida que viene a llamarlo "abuelo" y a cortar con la ilusión de que el tiempo no pasa tan rápido.-
.
.
(imágen extraída de aquí)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

juancitoo
espero que andes bien
cm ya sabes siempre entro a tu blog, me gusta mucho como escribis
segui escribiendo
besos!

flor

Mi versión del mundo dijo...

La palabra que me gustaría tatuarme es flaneur, alguna vez la leí en un libro y se me hizo lo máximo, tal vez si me lo pongo, te copio tu respuesta (y por qué no?). Saludos de México.

Lucía Belén dijo...

Buscaba una idea de tatuaje para hacerme, y en google imágenes me apareció una foto de kat von d. Atraida por ella vine a parar acá. Me gustó muchisimo lo que escribiste, y la manera en la que lo hiciste! Saludos, Lucía